Maleficio “El brujo y su sombra” – Claudia Andrade Ecchio.

He vuelto a blog después de unas semanas del terror en mi trabajo. Afortunadamente salí con vida y triunfante de aquello, así que aproveché este fin de semana para avanzar con las lecturas que tengo en pausa hace unas tres semanas aproximadamente.

Pero no vengo a hablar de esas lecturas ahora (lo haré en otro post claramente). Hoy vengo hablarles de esta joyita que se publicó el año pasado bajo el sello de “Loba Ediciones”   que es Maleficio “El brujo y su sombra” por la talentosísima Claudia Andrade Ecchio 

Admito que he tenido el libro en mi biblioteca desde octubre y siempre que lo miraba le decía “tranquilo, ya te leeré” pero entre tantas cosas lo postegué hasta hoy… y vaya que lo he disfrutado. Les adjunto la sinopsis antes de mi opinión personal sobre esta obra.

Read More »

Advertisements

Te escribo

Te escribo a tí, desde el fondo de mi corazón. Aunque no lo creas sé que cosas has pasado y de qué forma llegaron a moldearte forzadamente en ese ambiente asqueroso en el que deambulas día a día.

Aunque nos hemos visto sólo unas veces, mi cariño por tí es tan grande que no tienes idea, no es algo romántico, es fraternidad, es empatía. Porque aunque me veas siempre sonriente y capaz de todo, tengo miedos grandes y me cuesta pararme de la cama todos los días. Porque a pesar de que estoy feliz, a veces la melancolía llega a nublarme el día.

Quizás nunca sepas que esto lo escribí para tí, pero sé lo que pasaste, sé lo que sentiste y sé que arrastras un peso tan inmenso que hace que tu alma se arrastre por el suelo.

No soy nadie quizás, pero me gustaría decirte a través de estas palabras, que no estás sola, que estoy contigo, que tengo ganas de abrazarte y asegurarte con entereza que no estarás sola nunca más y que nada ni nadie volverá a pisotearte mientras yo esté defendiéndote.

Porque si amor es lo que siento por ti, es amor fraterno, ese amor empático con aquellos dolores que tuviste que sufrir en tu proceso. Y te veo, y me veo en ti, veo tu entereza y tu sabiduría no valorada por los seres más básicos con los que te rodeas. Esos que te socavan tanto que terminas escondiendo todo eso que te hace hermosa, ahí en la oscuridad, en la profundidad donde se ocultan los más hermosos sueños rotos.

Espero algún día poder mostrarte que sí se pudo y que eres bienvenida, acá afuera, donde todas te esperamos con ese abrazo que por tantos años has deseado, uno sincero, uno apretado y lleno de amor.