Una reflexión personal

Ante el polémico “artículo” que no es más que una mirada de la ci-fi actual que se vive en Chile. Tengo algunas cosas que decir.

Creo que palabras me sobran para referirme a este “artículo”. La verdad es que leerlo fue algo que me causó mucha repulsión. Partiendo por donde se niega la imagen de Mary Shelley como una de las precursoras de la Ciencia Ficción, pasando por el como nuestra “sensibilidad de mujer” no nos permite poder escribir ciencia ficción y terminando en nuestra exacerbada crítica destructiva entre nuestras pares.

 

En el olvido quedaron escritoras como Úrsula K.Le Guin, Lois McMaster Bujold, Elia Barceló entre otras excelentes autoras que han marcado este género en específico. Simplemente el autor nos reduce a la “Inexistencia”. Menciona códigos en la ci-fi que no especifica, ni tampoco aporta fuentes de referencia para respaldarse. De paso deja ver el completo desconocimiento sobre la postura femenina frente a la ciencia ficción. Se nos cataloga como mujeres que no tenemos interés en el género catalogándolo como si fuese una verdad absoluta. ¿Sabrá el señor José Hernández que la gran mayoría de los lectores en Chile son mujeres?, ¿Sabrá también que el interesarnos por la ciencia ficción no responde a nuestro interés de ser aceptadas por el círculo o buscar la gloria?

 

Quizás en la década de los 50-60 podríamos haber hablado de, y cito textual: “…una búsqueda de una gloria diferente , más femenina o elegante, siendo una dulce niña, una princesa de gran talante o una admirada artista;  por ello, el tema de la ciencia ficción no es más cercano a las princesas o damas que el de las batallas y luchas cuerpo a cuerpo…”. Señor José Hernández, estamos en el 2019, las mujeres venimos en estado de cambio hace mucho tiempo, buscamos más y por ningún motivo queremos parecernos a ustedes. Nuestra identidad para muchas, dista de los rosas, tacones y la imagen tan caricaturesca que nos ha endosado en este “artículo”.

 

El hablar de madurez en los hombres debido a su conocimiento político, cibernética, tecnología, etc. Dista mucho de la realidad. Es impresionante como expone la teoria de la “Incapacidad” de tomar decisiones serias debido a a nuestra naturaleza “romántica” y “emocional”. Este comentario en particular deja muchisimo que pensar en la intenciónalidad de crear una brecha de género. Algo completamente innecesario en tiempos en donde se busca igualdad y apertura ante las nuevas corrientes.

 

Hablar que a nivel comercial la ciencia ficción escrita por mujeres indudablemente será un fracaso es no estar al corriente de lo que ocurre en el campo editorial hoy en día. En donde la globalización y la masificación de los medios digitales ya no nos limita a Chile sino a todo el mundo, logrando así llegar a más lectores que están interesados en conocer qué escribimos.

 

 

Con profunda tristeza veo una directa alusión a que las mujeres, cito textual: “…las carreras técnicas y matemáticas, en las cuales se originan generalmente los autores de ciencia ficción más científica y tecnológica, no cuentan con una gran proporción de mujeres. Es igualmente cierto que en el plano de la educación secundaria es difícil establecer este tipo de afirmaciones, sin embargo, a nivel universitario, que es generalmente el grupo etáreo al que pertenecen los autores de literatura de ciencia ficción, la presencia en carreras relacionadas con el género es muy poca. No así con carreras más relacionadas con la emocionalidad, como pedagogías, parvularias, terapeutas o, incluso, enfermerías. Esto conlleva a relacionar, con justificación, la trama emocional de las obras literarias femeninas, por sobre el tecnicismo.” . No sé en que círculo estará usted señor José Hernández pero la mayoría de las autoras de ciencia ficción en Chile tienen estudios en aquellas carreras que usted denomina “emocionales”, otras maravillosas autoras también son ingenieras, cantantes, artistas. ¿Es necesario ceñir la aficción a la ciencia ficción de acuerdo a la carrera que se estudia y lo que esta conlleva? Conozco personalmente a una autora que es cantante, músico y que ha logrado crear una novela de ciencia ficción lo suficientemente dura y llena de fundamentos que se ciñen al “canon”. ¿Es necesario tener un respaldo académico para incursionar en ci-fi?

 

Luego se remite a la crítica de la obra cito textual: “…termina en más sufrimientos que goces para el autor, ya sea siendo víctima de envidiosas críticas o de críticas a la obra motivadas sólo por la antipatía hacia la autora”. Nos describe como simples arpías esperando devorar nuestra presa. Atentas a la salida de un nuevo título para destrozarlo sin remordimiento. La verdad y siendo sincera, sigo dudando de los espacios en los que se mueve. En mi experiencia personal y mis compañeras creo que estarán de acuerdo conmigo. Somos un puñado de mujeres escritoras que nos hemos reunido en talleres de relato en donde el feedback positivo ha sido la clave para seguir avanzando, apoyarnos y entre todas crecer juntas en la literatura. Juntas nos difundimos y participamos activamente en cada proyecto que se presenta. Ya los tiempos para destrozarnos y ofendernos quedaron atrás.

 

Creo que podría darle un punto cuando habla de la auto-crítica o “cautela femenina” que nosotras mismas hacemos a la hora de elaborar un relato,cuento, novela. Si, es cierto que nos tardamos más. ¿Pero realmente responde a un tema de inseguridad del entorno?, creo que ahí está muy errado. En lo que he visto en mis compañeras, la demora o el tiempo que nos tomamos en desarrollar una historia no responde al miedo, sino que responde a tomarnos el tiempo que sea necesario para desarrollar ideas y profundizar más a lo que queremos llegar. No tenemos ningún apuro por publicar o buscar “la gloria” como lo denomina. Para la mayoría de nosotras, escribir responde a un llamado interior, a el deseo de mostrar algo bien hecho. No por miedo a las críticas, sino que a nuestro afán de poder conectar con nuestros lectores y que los puntos de tensión estén bien distribuídos. En lo personal he visto más “crítica despiadada” en hombres que en mujeres.

 

 

Hablar de, cito: “Es por ello que nace de esto otra dificultad: no hay referentes femeninos fuertes o tan sólidos como Asimov, Bradbury, Verne o Wells.”, (¿Dónde quedó Úrsula K. Le Guin?) Es nuevamente encasillar la ciencia ficción con referentes, que si bien han sido un temendo aporte, no permiten conocer las nuevas corrientes de la ciencia ficción. ¿Que pasa con el maravilloso trabajo que se está haciendo en relación al transhumanismo, inteligencias atificiales, afrofuturismo, etc.? A mi parecer siento que si no nos ceñimos a los cánones establecidos en Chile respecto a la ciencia ficción simplemente no somos consideradas dentro del género.

 

Si el mundo literario está entregando los premios Hugo, Nébula, Ignotus a más mujeres, no responde a que “Está de moda”, es cosa de ver, por ejemplo como Lois McMaster Bujold ganó varios premios antes de la incipiente “ola feminista”. La valorización de la mujer en la ciencia ficción responde a los nuevos aires que las escritoras le han dado a la ciencia ficción. Saliéndose de la linealidad y entregando distintas visiones que no radican en lo duro, sino también en la crítica y cuestionamiento del pensamiento humano frente al futuro.

 

Finalmente como crítica final. Me parece preocupante que el autor haya trabajado un “articulo” tan carente de fuentes, coherencia e hipótesis que no se justifican con frases como que las mujeres no tenemos la capacidad de escribir ciencia ficción debido a nuestra “emocionalidad”. Una de las asociaciones a la que pertenece tiene entre sus filas a expertos en el tema que podrían haber aportado con fuentes y datos duros a los cuales acceder, pero no ocurrió así. Lo complicado de cuando se pertenece a agrupaciones que tristemente se puede arrastrar a todos los miembros que la componen y que quizás no comparten el mismo criterio expuesto en el “artículo”.

De todo este lamentable artículo sólo me quedan algunas preguntas ¿Estos son los parámetros que desean establecer como asociación?, ¿Estan realmente abiertos a abrirse a las nuevas corrientes y aceptar un nuevo tipo de ciencia ficción?, ¿Somos realmente las mujeres aceptadas dentro de su círculo sin ser catálogadas de emocionales, arpías y envidiosas?, ¿De que forma se han conectado con las mujeres escritoras dentro de los tres géneros? Hasta el día de hoy ninguno ha mostrado ni el más mínimo interes en nosotras, mientras nosotras si participamos en lanzamientos, ferias y adquirimos lo que ustedes crean por el interés de conocer en que estado se encuentra la ciencia ficción y la literatura de  género en Chile.

 

Sin nada más que decir.

 

Atte

Soledad Cortés

Fundadora de La Ventana del Sur.

Advertisements

Bloqueo escritor, una pesadilla en los peores momentos

El otro día conversando con mis compañeras del taller de relato de “La Ventana del Sur”, surgió curiosamente ese momento en donde no se, si por alineación planetaria, dioses mitológicos o lo que sea, estábamos todas pasando por el temido “Bloqueo Escritor”. 

oh-no.jpg
¡Oh no!

Para los que no saben, el bloqueo escritor se denomina a ese momento en tu vida como escritor/a en donde te sientas por horas a mirar el cursor de word parpadear mil veces y en donde con suerte salen unas cuantas palabras.

Ahí estas sentada frente a la libreta, pc, etc. sin ideas, sin sentimientos y por más que miras la libreta en donde hiciste todo el esquema de tu novela nada pretende salir de tu mente (y por un buen rato).

Pues bien, este momento terrorífico y a ratos absurdo VA A PASAR, pero tampoco lo tomes muy a la ligera, si dejas que te acose durante días creo que es el momento de reflexionar al respecto de tu proceso de escritura.

A continuación, daré algunos ejemplos que he vivido en carne propia y cómo he salido de esos bloqueos:

Tienes esa novela que amas con todo tu corazón pero sientes no estás fluyendo

hand-stop-300x300.jpgLlevas años pensando e imaginando la mejor novela del mundo, esa que te dejará a la altura de JK Rowling, y resulta que a pesar de que has avanzado harto sientes que ese maldito capítulo 7 no quiere salir, escribes la versión 7.1, pasando por la 7.2 y terminas en la 7.32 y aún así no te convence.  ¡Alto!, si llegas a ese punto entonces es hora de detener todo.

Primero que todo no te sientas mal por tener que detener tu novela, no se va a deshacer en el espacio ni menos dejará de prevalecer. Simplemente dale un respiro, es como una maquinaria a la que le das mucho uso, en algún momento las piezas se fatigan y necesitan descanso y un cambio. Lo mismo con tu novela, si de alguna u otra forma llegas a ese punto no te sientas culpable por no cumplir con tus metas, es más, reflexiona sobre ese capítulo y medita bien al respecto, puede ser que una idea no está cuajando porque no la elaboraste antes. Tómate tu tiempo, no apures las cosas (porque las cosas apuradas salen siempre mal).

En mi caso en particular cuando esto ocurre decido cerrar el capítulo y empezar a crear cosas alternativas (y quizás muy cutres), que me ayudan a soltar algunas cosas que se me quedan en el tintero. Este consejo me lo dio @irilaya y me ha funcionado muy bien.

 

Estuviste todo el día en el trabajo pensando ESA IDEA FANTÁSTICA y llegas a tu casa, te sientas frente al computador y NADA SALE

Esta me pasa más seguido que de costumbre, y es que pasa que son tantas las ideas que se tienen durante el día que se necesita tener algo a mano para reflejar las emociones que nos producen, pero oh wait… estamos trabajando o haciendo otra cosa importante (porque HOLA, las mejores ideas vienen cuando menos las estás buscando).

1_r-RdyYVdvMZIBfQdN_jO3g.jpeg
¡no dejes la libretita en casa!

Cuando esto me ocurre recurro a dos cosas, una es tener una grabadora portátil a mano (si, al principio me daba vergüenza pero ahora ya asumo mi voz nasal) e ir armando los diálogos en voz alta para luego escucharte (y avergonzarte de ti misma) y procesar esa información.

 

Pero, como sé que no todos tienen una grabadora portátil, puedes recurrir siempre a la fiel libretita en donde puedes ir haciendo un punteo de todas tus ideas. Un buen amigo me dijo una vez “yo cuando tengo una idea en mi trabajo saco un trozo de papel y lo escribo rápidamente, luego lo guardo en mi bolsillo hasta llegar a mi casa“, me pareció interesante y de hecho lo hago pero en las “notas” de mi celular.

Las ideas fantásticas son geniales y siempre atacan en el peor momento del día, lo importante es guardar el ritmo y esa “cosa” especial que te hizo sentir cuando la pensabas (o la vociferabas como yo). Luego ya más con calma ponte frente al computador y pásalo todo, revisa y empieza a desglosar sobre aquello, verás como las ideas empiezan a fluir instintivamente y adiós bloqueo.

La novela no cuajó, ¿qué haré?

Me pasó hace unos meses que sentí que al menos un capítulo de 4000 palabras me hacía sentir incómoda, no me gustaba, se leía falso y sobre-actuado. Lo leí varias veces y finalmente no pude con él. Frustrada me pasé varios días pensando en lo mucho que me desagradaba la sola idea de borrar todo y empezar uno nuevo. Pero como una es tozuda, volvía todos los días a ponerle un toquecito extra para ver si mejoraba la cosa.

Nunca mejoró…

descarga (2).jpg
No temas a borrar

En este punto de la escritura creo que es importante el tomar una decisión drástica, si no te gusta HAZLO DE NUEVO. Me costó mucho darme cuenta de aquello (porque 4000 palabras no era menor), pero finalmente decidí borrar todo y empezar de cero aquel capítulo. ¿Dolió?, ¡claro!, horas de escritura perdidas y tiradas a la basura, pero apenas me liberé de ese peso increíblemente el bloqueo desapareció.

 

Moraleja: No tengas miedo de borrar capítulos enteros si es necesario (por último cambiale el nombre para tenerlo de recuerdo ejemplo: estecapituloesbasura.docx).

 

La finalidad de tu novela, relato, cuento,etc.

aid1091851-v4-728px-Become-a-Published-Writer-Step-5-Version-2.jpg
¿quiero publicarlo?

Otra cosa que he notado que me bloqueaba mucho es la intencionalidad final de tu novela. Muchas veces estás tan enfocada en querer publicar y salir a presentarte en sociedad que olvidas el objetivo principal, que es que a tí te guste, te sientas contenta haciéndolo y seas prolija al respecto. Cuando la intención que tienes con tu trabajo te estresa tanto el bloqueo vendrá. Por ejemplo yo hace algunos meses escribía solo para publicar, ahora lo hago para divertirme y juntarlo con algunos otros manuscritos que hay por ahí dando vuelta.

Al asumir la intencionalidad de mis trabajos pude relajarme y dejarme llevar por mi corazón  y por lo tanto adiós bloqueo. La escritura lleva mucho tiempo y una buena amiga me dijo por ahí una frase muy sabia “…que lo primero que escribas no sea LA OBRA DE TU VIDA, porque te quemarás antes de empezar…” y vaya cuanta razón hay en aquello.

Como escritora tómate el tiempo de incursionar en varios géneros, estilos, relato, cuento,etc. Todo es un aprendizaje que te ayudará a la hora de renovar ese proyecto.

Otros consejos

person-writing-letter-with-metal-quill.jpgEsa sería una lista pequeña de algunos bloqueos que he tenido en todo este proceso, pero también me gustaría agregar a la lista, algunas cosas que hago para salir del bloqueo o hacer cuajar esa idea que parece que estuviera en una piscina de miel (avanzas pero leento).

 

  • ¡Date una ducha!: me pasa que la mayoría de mis ideas vienen cuando me ducho, una de mis colegas me dijo que eso es porque el agua aisla sonidos y permite escuchar más nuestras mentes. Es chistoso pero cada vez que me ilumino pasa después de ese ritual de limpieza.
  • Respeta a tus personajes: A veces tus personajes pueden perder su voz propia por andarlos apurando a realizar acciones, piensa, análizalos, tú los conoces mejor que nadie si en algún momento sientes que no son ellos no es porque la vecina te lo dijo, sino que es porque sabes que no son así.
  • Escucha música diferente: Escuchar música es parte de mis rituales cuando escribo, admito que tengo una playlist especial para mi novela pero cuando me aburre siempre me voy a escuchar algo distinto. A veces empiezo con reguetton  y termino cantando a Luis Miguel mientras armo una escena con mucho culebrón y salseo.
  • Experimenta: Desde que empezamos con los talleres de relato en LVS, tuve que ponerme el desafío de crear relatos de no más de 1500 palabras. Al principio fue difícil pero finalmente esta experiencia me ha ayudado a poder desarrollar la capacidad de síntesis en un párrafo descriptivo. No se cierren e inténtenlo.
  • Leer nuevas voces: Haré una entrada más extensa sobre este punto pero en resumen si bien los clásicos deben ser leídos (algunos, no todos), también hay que darle paso a las nuevas voces. Me he encontrado maravillas leyendo “Binti” de Nnedi Okorafor o “El problema de los tres cuerpos” de Cixin Liu, que le han dado un giro a mi escritura. No te cierres a las nuevas voces, a veces hay ideas interesantes que puedes mezclar y hacerlo un sello único.

¡Y bien!, ¿aún tienes bloqueo escritor?, ¿cuáles son tus estrategias?.

Cariños

Elenor.

Cazador de Colibríes – Camila Durán Barrios

Datos de la obra:

Título: Cazador de Colibríes
Autora: Camila Duran Barros
Ilustraciones:

Páginas: 74 págs.
Año de publicación: 2016, Editorial Puerto de Escape
Género: Fantasía, Autoayuda.

 

Sinopsis:

Todos alguna vez hemos perdido el rumbo de nuestras vidas. Justamente ahí comienza esta novela breve, con un pie en la fantasía y otro en la autoayuda. Conoceremos a un adulto que despierta solo y confundido en una playa desierta. Deberá aventurarse en medio de este mundo irreal, rodeado de animales parlantes, otros humanos a la deriva y lugares de ensueño. Allí participará en un juego mortal, corriendo el riesgo de perderlo todo, incluso su alma, pero que le hará crecer en espíritu y conocimiento, gracias a un inesperado nuevo amigo, un adorable colibrí. Y cuando todo parecía marchar de maravillas, la magia hace de las suyas y el protagonista es atrapado en las garras del amor. Casi enloquecido, hará todo lo necesario para ganar esta apuesta definitiva, intentando convertirse así, en lo que muchos han anhelado por siempre, ser un
auténtico “Cazador de colibríes“, sin miedo a la muerte.

Read More »

y así empieza…

 

hqdefault

Cuando volvió en sí, se dio cuenta que estaba sorda. Miró a su alrededor y sólo pudo divisar humo y  fuego que la rodeaba en aquel lugar que le parecía algo familiar, observó el suelo y vio miles de restos humanos en el suelo, el olor a sangre se hacía poderoso en su nariz pero aun así no parecía perturbarla en absoluto. Trató de avanzar lentamente entre los escombros  y los restos humanos pero sólo consiguió caer al suelo producto de una herida que tenía en su pierna. Se miró la herida y sin saber cómo, hizo  un torniquete como una experta y logró frenar la hemorragia.  Ahí se quedó sentada tosiendo constantemente producto del humo y siguió mirando a su alrededor, sin entender nada de lo que ocurría, en ese instante notó que le volvía la audición, y lo primero que escuchó  a lo lejos fue  el sonido de las  sirenas de los bomberos que llegaban a apagar el fuego.

Se sintió aliviada por un momento, la salvarían, pero para que la vieran  tendría que arrastrarse hasta la salida que estaba tapada de escombros. Se arrastró dificultosamente y escuchó a lo lejos los pasos de los bomberos que ya subían, sonrió con un dejo de esperanza y cuando se preparaba para gritar por ayuda, sintió por detrás que le tapaban la boca.

  •  – Silencio – escuchó una voz masculina que a su vez le tomó su mano izquierda, el hombre apretó su palma fuertemente contra la de ella que no entendía nada y aunque trató de zafarse de los brazos de su captor no lo logró, el hombre al notar esto, la zamarreó con brutalidad  y le dijo severamente – ¡dije silencio!, ahora deja quieta tu palma – ella asustada se quedó tranquila mientras sentía que de la palma de aquel sujeto emergía una gran fuente de calor que empezaba a envolverlos en un manto brillante.

Fue tan sólo en un instante  que desaparecieron de aquel lugar sin que nadie los viera…

Pausa

220px-Falling_rain_in_mexico

¡Hey!, haga una pausa, detenga el motor, míreme a los ojos y observe.

Son mis ojos los que huyen cuando me mira, y usted lo sabe. Deje ese manubrio por un instante, levántese de su asiento, baje de su auto y mire como las estrellas están fijas allá en aquel despejado cielo nocturno.

Y le digo, es usted el que se pone diferentes abrigos en distintas situaciones, situaciones que lo ameritan, situaciones que le pueden agradar, como desagradarle. Elija usted un abrigo correcto para que salgamos a caminar. Un abrigo grande en donde los dos caminemos sin frio en invierno, un abrigo donde yo pueda contarle todo lo que pienso, donde mi mirada se fije en solo usted y no tenga miedo de ser juzgada.

Asi pues, le digo que también saque su paraguas, o si quiere hacer algo mejor, atrévase a ser bañado por la lluvia y yo estaré ahí a su lado haciendo lo mismo. Atrévase a hacer lo que su mente no le deja hacer, y siga a su corazón que busca bañarse bajo la lluvia y llegar al extasis de la felicidad.

Si usted lo desea, algunos días me alejaré de su lado para que no sienta que ha perdido su vida junto a mí, pues le digo a usted señor, que no deseo robarle su vida, así como yo también busco que usted no se robe la mía. No tenga miedo de decirme que hoy quiere caminar solo, yo lo entenderé y esperaré su regreso, mientras tanto yo también caminaré por mi lado, haciendo mis cosas, sin ofenderlo ni usted a mí.

Asi pues, vuelva a su auto y limpie la suciedad que lo cubre, cuidelo con esmero y lleve a quien quiera en él, pero no olvide aunque sea una vez al mes, bajarse de él, disfrutar de la hermosa lluvia de invierno
… y todo esto sólo si usted quiere.